La maravillosa medicina de Jorge: un juego donde los adultos nunca ganan

La maravillosa medicina de Jorge

¿Hasta qué punto es capaz de llegar un niño para vengarse de una abuela maliciosa? Bastante lejos, al menos en La maravillosa medicina de Jorge.

Esta célebre historia escrita por Roald Dahl desborda humor e imaginación, pero también hondas críticas, lo que la ha convertido en un clásico de la literatura infantil.

La maravillosa medicina de Jorge está repleta de personajes extraordinarios, héroes avispados y curiosos que se atreven a cuestionar la superioridad del mundo de los adultos.

Se trata de una obra que arroja una mirada punzante sobre los padres, los profesores y la familia.

Publicada por primera vez en 1981, George’s marvellous medicine no ha dejado de fascinar a millones de lectores de todo el mundo por ser una historia en la que los lectores se identifican con personajes infantiles que ven a los adultos como seres injustos.

Además, en La maravillosa medicina de Jorge queda demostrado que una gran aventura puede suceder en una casa promedio de una ciudad promedio.

Roald Dahl propone que no es necesario ir a lugares apartados y desconocidos para vivir grandes experiencias con seres extraordinarios.

Esas y otras virtudes son las que caracterizan a George’s marvellous medicine.

Una medicina para la abuela

Antes de salir de compras, la madre de Jorge le advierte seriamente a su hijo que no haga travesuras y que no olvide darle a su abuela la medicina que toma diariamente a una hora exacta.

Pero, lamentablemente cuando no hay nadie en casa, la abuela siempre es demasiado gruñona y cruel con Jorge. Y ese día no fue diferente.

La abuela no perdió tiempo en lanzar comentarios desagradables y asustando a su nieto.

Desesperado, Jorge salió corriendo del dormitorio de la abuela y comenzó a pensar en la manera de vengarse de ella por fastidiarlo tanto.

Es así como decide tomar una cacerola y echar en ella todos los brebajes y lociones que encuentra en toda la casa y con ellos elabora en la cocina una medicina maravillosa.

Entre tantos ingredientes que lleva esta poción preparada por Jorge se encuentran elementos como detergente, cera para pisos, polvos antipulgas, pimienta negra, salsa de rábanos, píldoras para caballos con ronquera y una botella de ginebra, sólo por mencionar algunos.

La preparación de esta “medicina” vendrá acompañada de un conjuro mágico que determinará el efecto que aquella poción tendrá en la abuela.

Gran creador de historias

El primer libro para niños escrito por Roald Dahl fue Los Gremlins, publicado en 1943.

Este libro, donde las protagonistas son unas pequeñas criaturas malvadas, había sido encargado por Walt Disney para un largometraje animado que nunca llegó a filmarse.

En los años siguientes, Dahl continuó creando lo que actualmente son consideradas algunas de las historias infantiles más conocidas del siglo XX, como Charlie y la fábrica de chocolate, Matilda, James y el melocotón gigante, Los Cretinos o Boy donde cuenta su infancia.

Pero Roald Dahl no se conformó con escribir historias para niños. En paralelo, tuvo una exitosa carrera como creador de cuentos macabros para adultos, donde nunca el humor negro y los finales inesperados.

Estos relatos le valieron el reconocimiento mundial y antes de ser recogidos en una antología habían sido publicados en revistas de gran renombre como Ladies Home Journal, Harper’s, Playboy y The New Yorker.

Dahl escribió más de sesenta cuentos que han aparecido en numerosas colecciones, algunas publicadas  después de su fallecimiento en 1990.

Uno de sus cuentos para adultos más famosos, Hombre del Sur, fue convertido en un episodio de la exitosa serie Alfred Hitchcock Presenta, y también adaptada en un segmento dirigido por Quentin Tarantino para la película Four Rooms.

Incluso, en los años 1960, Dahl escribió guiones de películas como Sólo se vive dos veces de la franquicia de películas de James Bond y Chitty Chitty Bang Bang, ambas adaptaciones de novelas de otros autores.

Adultos imperfectos, niños ganadores

En La maravillosa medicina de Jorge destaca la construcción de adultos imperfectos y niños que prevalecen por su inteligencia.

Es un engranaje  de competencias entre el mundo de los adultos y el mundo infantil, donde el niño protagonista termina venciendo.

La maravillosa medicina de Jorge contiene una defensa férrea de la infancia, del derecho que tienen los niños a ser niños y de ser tratados como tal, sin que se los repudie o menosprecie.

Pero además, en George’s marvellous medicine encontramos un clamor contra la crueldad, contra la actitud prepotente de algunas personas al querer aplastar a otros.

En esta historia, la abuela no es sencillamente una cascarrabias. Es en realidad una mujer cruel y malvada.

Por eso ella recibe su castigo, eso sí, con mucho humor y en un contexto de eventualidades muy graciosas y sucesos extraños.

Gracias a obras como La maravillosa medicina de Jorge, la influencia fundamental de Roald Dahl como uno de los más innovadores escritores de literatura infantil se ha hecho notar en cientos de autores y lo ha convertido en uno de los más importantes escritores para niños del siglo XX.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *